Show Menu

Visualización y narrativa de datos Cheat Sheet by

visualization

Comp­render el contexto

Antes de siquiera pensar en gráficos, números o tablas, debe comprender el contexto en el que opera. La primera distinción fundam­ental es entre análisis explor­atorio y análisis explic­ativo.
Por lo general, en un proceso de análisis, síntesis y presen­tación de datos, la fase en la que presenta es la última, en la que debe exponer los resultados de su trabajo.
El análisis a menudo comienza con la fase explor­atoria. De hecho, hacer un análisis de datos es un poco como buscar una aguja en un pajar: cavar a través de informes, cruzar números e intentar identi­ficar un patrón o inform­ación que le permita identi­ficar o comprender la dinámica de un problema, y luego hacer un pronós­tico. Cole compara el análisis de los datos con una búsqueda de perlas en conchas: para encontrar una, probab­lemente tenga que abrir cien ostras, y esto requiere tiempo y esfuerzo.
Cuando hacemos un trabajo duro, a menudo olvidamos presentar todo el proceso para apoyar el descub­rim­iento final, como si estuvi­ermos contando la historia de todo el tiempo que pasamos en el pajar buscando la aguja y todos los rincones donde hemos buscado sin éxito, ysin terminar la historia. Sin embargo, su función es admini­strar esta comple­jidad y presentar solo la solución, no todo el trabajo que estaba detrás. De lo contrario, haremos que la presen­tación sea insopo­rtable y extrem­ada­mente agotadora para quienes lo escuchen, quienes experi­men­tarán las mismas frustr­aciones que sufrimos durante la actividad de invest­iga­ción.
Al presentar debemos compartir la síntesis y arrojar luz sobre los descub­rim­ientos sin perder tiempo, centrá­ndonos así en lo que Cole define como el análisis explic­ativo.

¿Rea­pro­vec­ham­ien­to?

¿No puedo aprovechar las diapos­itivas para recordar lo que tengo que decir más tarde? ¡Abs­olu­tamente no!
No hay nada peor que un orador que no conoce su discurso y lee las slides frente a todos. ¿Qué pensamos cada vez que alguien lee sus diapos­itivas frente a nosotros?

Llamar la atención

La atención de la audiencia se ve atraída princi­pal­mente por el contraste que puede crear, por ejemplo, pero no solo, con un uso inteli­gente de los colores.
En el libro de Cole se ilustra amplia­mente varias técnicas para crear visibi­lidad alrededor de ciertos elementos en lugar de otros.

Pensar como un diseñador

En 1979, James Gibson en "Un enfoque ecológico para la percepción visual­" define el concepto de "­Aff­ord­anc­e" (invit­ación a usar) como la calidad física de un objeto que sugiere al ser humano las acciones apropiadas para manipularlo.
Una taza pequeña con una manija lateral sugiere sostener la manija como un piso sugiere caminar sobre ella.
Bási­cam­ente, cada objeto, si se concibe adecua­dam­ente, no debe dejar dudas sobre su uso.
 

Las tres pregun­tas

¿Para convencer a quien ? ¿Para hacer qué? ¿ Y cómo planemos hacerlo?
Estas son las tres preguntas fundam­entales que debe responder para contex­tua­lizar su presen­tación con respecto a las personas a las que se enfrenta al presentar datos.
El primer paso cuando preparamos una presen­tación es conocer bien a las personas que lo escuchan (OMS). Cole dice que no es suficiente saber el título del trabajo o su papel en la organi­zación y estoy de acuerdo con ese punto de vista.
En Gestión del cambio, hablamos de resist­encia al cambio, refiri­éndonos a todos los intere­sados ​​dentro de la organi­zación que se oponen a un cambio potencial. Después de todo, sabemos que a las personas no les gusta hacer algo diferente de lo que siempre han hecho, porque significa salir de la zona de confort y eso las hace sentir incómodas.
La incomo­didad a menudo surge de la necesidad de tomar la decisión correcta (QUÉ). En los negocios, las apuestas también pueden ser muy altas y, por lo tanto, la decisión puede ser difícil de tomar.
Si puede superar la resist­encia del público durante la presen­tación, tendremos una buena posibi­lidad de que nuestra recome­ndación sea ​​acep­tada. Una vez que hayamos aclarado la acción que deseamos que nuestra audiencia (OMS) emprenda después de la presen­tación (QUÉ), puede definir un flujo de comuni­cación que le permita superar la resist­encia y comuni­carse de manera efectiva (CÓM­O).
De acuerdo, siempre debemos tener una meta. Pero, ¿no puedo presen­tarme solo para inform­ar? Creo que una buena presen­tación siempre tiene un objetivo y, por lo tanto, una última llamada a la acción. Cole señala que, en ciertos contextos organi­zac­ion­ales, es posible que no estemos en condic­iones de decirles a nuestros superiores qué hacer, pero eso no significa que no podamos proponer un momento de discusión respaldado por los resultados de nuestro análisis (y esto podría ser nuestro llamado a la acción).

Contar una historia

Es bastante reconocido que las historias tienen una enorme fuerza comuni­cativa en el mundo de la comuni­cación. Para ser precisos, no comparto la idea de presentar siempre una historia dentro de cada presen­tac­ión. Es fácil ver presen­tadores entrando en la sala de reuniones y contando historias person­ales, chistes, etc. Puede pensarse que esto es esencial para despertar a la audiencia al comienzo de la presen­tación. Aunque cierta­mente es correcto tratar de captar la audiencia al principio porque después de unos minutos ya puede ser demasiado tarde.
La verdadera fortaleza de las historias radica en su estructura narrativa que, si se aplica a una presen­tación o gráfico, marca la diferencia seriamente.
Cole usa un modelo de narración especí­fico, siendo los elementos princi­pales detrás de una estructura narrativa efectiva los siguientes puntos:
- Intr­odu­cción de un contexto y protagonista
- Presen­tación de la cris­is, del prob­lema que obliga al protag­onista a emprender un camino de cambio
- Desa­rrollo de la trama que obliga al protag­onista a adquirir nuevas habili­dades o crear una nueva perspe­ctiva para resolver el problema
- Parte final de la historia
 

La correcta presen­tación

Cole se enfoca en 12 formas de presentar datos, comentando aquellos que creo que son más frecuentes en las presen­tac­iones y, por lo tanto, puede encont­rarse con más frecue­ncia.
Texto simple
Si tenemos algún número para presentar, no significa que necesa­ria­mente debamos usar un cuadro o una tabla. Especi­almente cuando se trata de números pequeños, una buena altern­ativa es jugar con gráficos de texto y aprovechar la tipografía para resolver el problema.
Tablas
¿Alguna vez tenemos tablas en nuestras presentaciones?
Idealm­ente, no es aconse­jable usar tablas en las presen­tac­iones, pero nuestro enfoque debe ser muy pragmático y, desde el mundo de los negocios, debemos darnos cuenta de que es un problema que hay que enfrentar, no evitar.
Cole simple­mente sugiere limpiar las tablas tanto como sea posible resaltando el contenido y eliminando los bordes y rellenos tanto como sea posible.
Mapas de calor (Head Maps)
Esta es una buena técnica para localizar rápida­mente los números más altos o más bajos dentro de la tabla. Los colores nos guiarán.
Gráficos de dispersión
Un gráfico extendido en los campos científico y empres­arial. Se utiliza princi­pal­mente para mostrar la correl­ación entre dos variables, como, por ejemplo, la correl­ación entre el precio de la limonada y la temper­atura. Este tipo de gráfico puede ser muy útil incluso durante la fase de explor­ación, no solo durante la fase de presen­tación.
Gráficos de líneas
Los gráficos de líneas son útiles para comparar múltiples conjuntos de datos que evoluc­ionan con el tiempo.
Gráficos de barras
Una familia de numerosos gráficos con diferentes tipos, todos muy comunes en el mundo de los negocios y en presen­tac­iones en general. En primer lugar, Cole desea subrayar el uso ético de este tipo de gráficos en la comunicación.
Especí­fic­amente, Cole afirma que el gráfico de barras horizo­ntales es preferible al gráfico de barras verticales porque las personas leen de izquierda a derecha y, por lo tanto, son más fáciles de procesar.
Gráficos circulares
¿Cómo podría ser que ahora estamos hablando del gráfico circular? ¿No debería ser quizás uno de los primeros cubiertos?
La razón es simple y está relaci­onada con el hecho de que Cole no respalda comple­tamente este tipo de gráfico.
Cole sugiere no usar 3D, y agrego que 3D es un concepto que debería prohibirse en las presen­tac­iones en la mayoría de los casos. No agrega valor, pierde tiempo y los resultados obtenidos son siempre mediocres.
A diferencia de Cole, no excluyo por completo el uso de gráficos circul­ares, pero los invito a usarlos, siempre haciendo una verifi­cación para que podamos percibir claramente las relaciones entre los sectores.

Download the Visualización y narrativa de datos Cheat Sheet

3 Pages
//media.cheatography.com/storage/thumb/xrigaru_visualizacion-y-narrativa-de-datos.750.jpg

PDF (recommended)

Alternative Downloads

Share This Cheat Sheet!

 

Comments

No comments yet. Add yours below!

Add a Comment

Your Comment

Please enter your name.

    Please enter your email address

      Please enter your Comment.

          Related Cheat Sheets

          GraphSpace Python Client Cheat Sheet